sábado, 5 de mayo de 2012

Calatrava o la ira de Dios

El imputado Calatrava entrando en un juzgado

El arquitecto e ingeniero Santiago Calatrava, entre botín y botín,- léase honorarios-, y desde su residencia, fiscal incluida, en la lejana Suiza no para de amenazar con demandas y querellas a todo aquel que le recuerda sus relaciones profesionales, mercantiles, políticas y religiosas con los genoveses originales y genuinos.

Las pruebas de estas relaciones son tan obvias que eso mismo han debido de pensar el juez y los fiscales del caso Palma Arena ya que desde hace meses le tienen imputado junto a su amigo y delincuente Jaume Matas.

En la misma dirección andan los fiscales valencianos que siguen analizando los numerosos indicios que tienen sobre su mesa y que afectan a los escandalosos honorarios que este arquitecto genovés de pura cepa lleva acumulando gracias a los numerosos encargos que su buen amigo , no culpable por el momento, le encargaba a costa de las maltrechas cuentas de la Comunidad Valenciana. En una estimación a la baja, el susodicho se ha llevado para Suiza no menos de 190 millones de euros, sin IVA en concepto de facturación por sus obras, con goteras incluidas.

Los que tengáis interés en documentarse podéis pinchar aquí y os hacéis una idea de como a pesar de la crisis algunos genoveses pagan a otros genoveses lo no presupuestado. Aprovechamos desde aquí para dar las gracias y darles ánimos a los diputados de Izquierda Unida en la Comunidad valenciana que con tesón y muchas horas de trabajo se están ganando con creces su sueldo y los votos obtenidos.

Dicho todo esto hay una faceta poco conocida del gran público que admira o critica la obra de este arquitecto judicializado. Se trata de sus arraigadas y profundas convicciones religiosas que compite abiertamente con el piadoso de Camps. El caso es que su fe ha llegado hasta al mismísimo Vaticano y en recompensa desde Diciembre del pasado año ha sido nombrado como uno de sus asesores culturales.de Benedicto XVI. Esta faceta suya no es menor en los tiempos que corren. Le abren muchas puertas oficiales, incluida, si fuera necesario, las de las más altas instancias judiciales. No en vano el Presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ es quien es y lo mismo cabe decir del Fiscal General del Estado cuyas relaciones fraternales con el Opus Dei son más que evidentes.

Y en el Gobierno de Mariano más de lo mismo. El listado es tan amplio que en ni en 5 mañana le daría tiempo para saludar a todos los que, como el, mantienen similares convicciones religiosas.Tanto es así que en el caso del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, que dirigen colegiadamente Wert, Aguirre, Mayor Oreja y Oscar Alzaga, tiene entrada directa sin llamar a la puerta del despacho de un ex empleado suyo que ahora es un Alto Cargo del departamento.

En honor a la verdad al arquitecto Calatrava le sobran amigos genoveses pero también le sobran amenazas de demandas.

Continuará