lunes, 28 de diciembre de 2015

20D: El último nombramiento de Rajoy



Viernes 18 de diciembre. Quedan solo 3 días para que el Gobierno pase a estar en funciones. Como es habitual se reúne el Consejo de Ministros aunque en esta ocasión no lo puede presidir Rajoy por estar en un Consejo Europeo en Bruselas. Toma el relevo la Vicepresidenta.

Por la referencia de los temas tratados su orden del día no está especialmente cargado. En el capítulo de nombramientos se incluyen 4 propuestas y un cese, el del embajador comisionista, Gustavo de Aristegui. La Vicepresidenta en su rueda de prensa no menciona a los primeros y se limita, tras preguntarla, a confirmar el cese del embajador

Los 3 primeros nombramientos se refieren al embajador de España en Nueva Zelanda para ser acreditado en las Islas de Samoa y Cook, a un representante de la CEOE en el Consejo Económico y Social y a los Vocales de la Sección Primera de la Comisión de Propiedad Intelectual. Como se puede comprobar estos nombramientos son de rango menor y no merecen mayor atención .

Pero en ese último Consejo de Ministros también se incluyó otro nombramiento de mucho más calado. La propuesta de nombramiento la hace Presidencia y es para ocupar la plaza de juez que le corresponde a España en el Tribunal General de laUnión Europea con sede en Luxemburgo. El elegido para la ocasión es Leopoldo Calvo Sotelo Ibáñez Martín. Su CV oficial se puede consultar en la referencia que se facilitó a los medios de comunicación.

Como más de uno habrá deducido, el candidato es hijo de Leopoldo Calvo Sotelo, ex Presidente del Gobierno con la UCD, fallecido en 2008 y de Pilar Ibáñez Martín Mellado, hija de José Ibáñez Martín que entre otras muchas cosas, fue Ministro de Educación entre 1939 y 1951 y Presidente del Consejo de Estado entre 1951 y 1958.

Dicho de otro modo, el candidato reúne todos y cada uno de los requisitos que Rajoy, como buen defensor del determinismo biológico,  considera necesarios para ocupar los Altos Cargos del Estado y como es el caso, para representarle en organismos internacionales. Para los más olvidadizos recordarles sus loas a la genética y a las estirpes sobre las que se recreo en el Faro de Vigo y que se pueden consultar en este enlace.

Y es que este futuro juez del Tribunal de la UE, reúne sobradamente, al menos, los siguientes requisitos y méritos dentro de los valores genoveses :

1. Ser hijo, nieto y biznieto de “familias de bien” de toda la vida. De esas a las que en 1998 Fraga Iribarne definió así : "Los hijos de buena familia son más listos y cuando concursan en una oposición tienen más posibilidades de alcanzar el éxito. En una casa de personas prominentes, los hijos salen con más posibilidades". En este lote va incorporado además tener profundas creencias religiosas, homologadas por el Vaticano.

2. Se valora positivamente, si es posible, como es el caso, que además posea un título de aristócrata del Reino: II Marqués de la Ría de Ribadeo.

3.Pertenecer a un Cuerpo de funcionarios exclusivo y excluyente. Como lo fue su suegro, el candidato es Letrado del Consejo de Estado, al que también pertenece Romay Becaria, amigo personal de Rajoy, ex Tesorero del PP y actualmente y para un segundo mandato, Presidente del Consejo de Estado.

4.Compromiso ideológico con el PP a prueba de Real Decreto. También el candidato lo supera con nota alta : Subsecretario del Ministerio del Interior entre 1996-2000 durante la primera legislatura de Aznar. Casualidades del destino, ese mismo Consejo de Ministros que le nombró el 7 de mayo de 1996 también lo hizo con el anteriormente mencionado Embajador comisionista, nombrándole Director de Gabinete del Ministro del Interior, a la sazón, Jaime Mayor Oreja.

5. Haber trabajado en el sector privado durante un tiempo para entender mejor y ser más comprensivo con las denominadas puertas giratorias. Dicho y hecho, ha ocupado altos cargos en la asesoría jurídica de Vodafone España, S.A y de Villar Arregui Abogados.

Hasta aquí un resumen resumido de sus indudables méritos que superan con creces los requisitos mas exigentes que los clanes genoveses consideran deben reunir sus candidatos.

Pero dicho esto, vayamos a dos preguntas que planean sobre este nombramiento:

1ª. Por qué el Consejo de Ministros no se tomó ni la molestia de buscar y encontrar otros candidatos tan cualificados profesionalmente como el seleccionado, aunque no reunieran algunos de los requisitos que hemos enumerado

2ª. Por qué el nombramiento se hace a 2 días de unas elecciones generales y sin conocimiento de los principales partidos con opciones de gobierno.

Las respuestas no hay que ir a buscarlas a lejanos desiertos. En realidad son las mismas que sirvieron para que otro Consejo de Ministros celebrado en octubre del 2003 y presidido por Aznar nombrará a Rosario Silva Lapuerta magistrada de la Corte de Justicia de la Unión, el mismo Tribunal al que se incorporará su colega Leopoldo Calvo Sotelo Ibáñez Martin.

Y es que como más de uno se habrá dado cuenta, las casualidades en estos casos ni son casuales ni son fortuitas. Por ejemplo, esta jueza que continuará en Luxemburgo hasta el año 2021, es hija de Federico Silva Muñoz, Ministro de Obras Públicas entre 1966-1970, fundador de Alianza Popular y sobrina de Álvaro Lapuerta, ex Tesorero del PP,  procesado por su Caja B y por el Caso Gürtel.

Todos ellos pertenecen al Cuerpo de Abogados del Estado, tan exclusivo y excluyente como los Letrados del Consejo de Estado, aunque probablemente de acceso más abierto y menos restringido. De hecho, además de ella misma, también lo fue su abuelo, su padre, su tío Álvaro y su hermana Marta Silva Lapuerta que desde el 2011 es la Directora General de la Abogacía del Estado.


En fin, antes de finiquitar esta crónica sobre la Alta Sociedad ya solo nos queda pedir un deseo : que el nombramiento de Leopoldo Calvo Sotelo Ibáñez Martín sea de verdad la última decisión como Presidente del Gobierno de Mariano Rajoy. Así sea.

No hay comentarios: